Foco

No me ofende la verdad

pienso seguido en el fracaso

lo que podría hacer y no hago se me escapa del cráneo

de los ojos y de la boca

como raíces finitas de árbol de muerte

pienso también

en el revólver en la mesa de luz de papá

envuelto en gamuza naranja

al lado del silbato de madera que de chica pitaba

saltando en la cama que alguna vez conoció el amor

y veinte años después se lo tragó entero

pienso que no pité lo suficientemente fuerte

para que el mundo se rinda a mis pies

y que no me alcanzó la puntería para darle

de lleno en la soledad

en que pasé mi niñez

disparando balines a la hora de la siesta

reventando vasos de plástico en el comedor

descubriendo secretos con los prismáticos

por la ventana

como si en vez de acercar a la gente la perforara

para jugar con el vellón que traen adentro

sin que se den cuenta

los pincho

me río

ajusto el foco

vuelvo a empezar.



Categorías:Popoesía

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: